AVUI A POL

Can ràbia per Francesc Via

Regeneración o degeneración

El Espanyol, que ha sobrevivido desde siempre en un entorno adverso, tiene ante sí la prueba más importante de su historia. En los anteriores descensos, ha vivido situaciones de toda índole, pero siempre supo reaccionar, volver a primera en un solo año y en ocasiones asentar las bases de etapas exitosas del club. Ahora, todo se conjuga para que el quinto descenso se convierta en una seria amenaza de convertirse en un habitante perenne de los sótanos del futbol español. La disyuntiva es clara: regeneración o degeneración.

La plantilla debe ser depurada a fondo. Esta es una necesidad vital y la purga debería ir más allá de los jugadores que acaban contrato. La plantilla está enferma de tristeza y carece del valor primordial para el reto que acecha: no tiene carácter, y sin carácter su fútbol no aparece. El 90% de los pericos se pondría de acuerdo en una lista de bajas donde a buen seguro coincidiríamos en nombres de los que la afición está harta, como los cuatro capitanes del club. No se trata de juzgar su pasado sino su futuro. No se trata de si son jugadores válidos o no, seguramente tendrán podrían tener acomodo y rendir en otros clubes, pero no en este. Simplemente, la gente no quiere verlos más con la camiseta del Espanyol. David López podría ser una excepción, pero su salario es muy alto para la nueva categoría y el límite salarial debe reducirse forzosamente. Si accediese a una rebaja podría seguir, ya que le queda fútbol y es el único de los cuatro que ha dado la cara en el tramo final. Pero si no, es mejor desearle suerte y aceptar cualquier oferta por él.

Contrariamente a lo que podría esperarse, el mayor estrépito en la opinión pública perica no lo ha provocado la humillante derrota de ayer ante el Leganés ni el inminente descenso del miércoles en el Camp Nou, sino la noticia de la confirmación de las renovaciones que el club pretendía ocultar a los socios, la cual cosa ya da una medida de la magnitud de la tragedia. Es evidente que el propio club sabía que había adoptado una medida polémica y pretendía edulcorarla anunciándola más tarde, junto a nuevas incorporaciones. La filtración ha precipitado el escándalo. En estos momentos, pese a lo que haya firmado, la afición acogería con alegría y esperanza la rescisión de estos contratos como un símbolo de regeneración, incluso pese al menoscabo económico que ello significaría. No convencen las explicaciones que se han deslizado de manera no oficial, ya que si hay que rebajar el límite más o menos a la mitad, no tiene sentido malgastarlo en jugadores como Javi López, Didac Vilá o Diego López, que están en el final de su carrera y simbolizan el desastre deportivo. Ayer Javi volvió a salir en la foto del gol y se le vio jugar presionado. Imaginen cuando el público vuelva a los estadios. La trayectoria de un buen tipo que ha dado todo lo que tenía por la camiseta no merece esta lapidación pública. Él también debe reflexionar sobre esta cuestión.

Todas las informaciones indican que pase lo que pase Rufete capitaneará la reconstrucción, pero su exposición pública en el banquillo está hipotecando su imagen de forma casi irreversible ante la masa social, que mayoritariamente no desea su continuidad. Solo Chen puede cesarle, pero el presidente está a 10.000 kilómetros, en China no se pueden leer nuestras redes sociales que son un clamor contra Rufete y por lo que parece no hay nadie en el club que le traduzca el descontento del socio. O lo que es peor, se lo traducen y le da igual. Si Rufete sigue debe hacer dos cosas de forma imperativa no solo para lavar su imagen, sino porque sino vamos a comprometer gravemente la próxima temporada. La primera hablar claro, sin circunloquios, y al corazón de la gente para explicarle sus planes y reclamar crédito para el difícil trabajo que le aguarda. La segunda hacer limpieza total y a fondo, sin importar los compromisos verbales o escritos que se hayan adquirido y que deben renegociarse a la luz de los resultados. La estrategia de las renovaciones ha resultado fallida. Ni los jugadores se han motivado, ni han jugado mejor, ni han sacado el carácter porque simplemente, no lo tienen.

La regeneración de la primera plantilla del club es la que tiene consecuencia inmediata en lo que sucede cada jornada sobre el césped, pero no nos podemos quedar ahí sin hacer un análisis más exhaustivo de como se ha llegado al descenso con esta plantilla y con este presupuesto. La gestión ha sido un desastre porque el modelo Chen sigue dando tumbos sin asentarse. Es palmaria la evidencia de que no se puede dirigir el club desde China por videoconferencia sin saber a ciencia cierta lo que sucede en Barcelona. En el consejo falta gente que pueda hacerse eco del sentir de la masa social y ejercer de ayuda o de contrapeso a los profesionales del club, especialmente en el área deportiva. García Pont, que medita su continuidad en las actuales circunstancias, está demasiado solo y su perfil no corresponde a todas las necesidades que hay que satisfacer a nivel comunicativo, deportivo y social. Si Chen no abre el club y se rodea de personas válidas que entiendan al espanyolismo, acabará tarde o temprano persuadiéndose de que el único camino es vender. El problema es a qué precio y en qué categoría.

Aparecen voces en el entorno perico que piden públicamente confianza en José María Durán, el director general fichado por Chen en diciembre, hombre de raigambre perica que se ha visto ya en estas circunstancias. Pero pese a estos avales y a la sensación de honradez que transmite, el espanyolismo ya no puede permitirse entregar un cheque en blanco a nadie sin pedirle a cambio que lidere la regeneración del club sin paliativos. Es por eso que muchos pericos de corazón, ante la visita al Camp Nou que significará el descenso matemático, sienten la tentación de pensar que cuanto peor, mejor. Que todo cataclismo impulsará más rápidamente la regeneración necesaria, ante el peligro evidente de seguir caminando en la senda de la degeneración.

Francesc Via 

@francescviapol            


 02/08/2020 Injusticias selectivas
 13/07/2020 Rufete sigue adelante
 09/07/2020 Ens ho mereixem
 29/06/2020 Rufete
 26/06/2020 La hora oscura
 22/06/2020 Cal aixecar-se
 08/06/2020 Sin miedo al descenso
 27/05/2020 Reconnectar
 12/05/2020 Volver es ganar
 15/04/2020 La gallina
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | ... | 68