AVUI A POL

Doy palabra per M.C. Cánovas

La hora del aspirador

Ya no se puede perder ni un minuto más después de tantos y tantos desperdiciados en esta Liga con un enorme vacío en el banquillo que no se ha acertado a llenar en todo el transcurso de la competición. Una Liga de la que este Espanyol ha sido el peor equipo. Un Espanyol que se va a Segunda hundido y humillado. Se va a Segunda rendido, con los brazos bajados, sin la más mínima capacidad de reacción, sin alma, sin espíritu. Un Espanyol que ante el Lega hasta dio la sensación de estar deseando que acabara ya todo; no digo que lo fuera, pero lo parecía. Y hasta aquí hemos llegado. A grandes males, grandes remedios.

Es comprensible que a partir de este momento se dispare la rueda de especulaciones, nombres para aquí, nombres para allá... empezando con el entrenador que ha de ser quien marque la línea a seguir. Pero como a mí siempre me ha reventado tirar nombres y volver loca a la gente (ya hace días que empezó el jueguecito) permítanme que pida otra cosa más allá de dos laterales, un pivote, un líder... no sé. De esto seguro que entienden ustedes más que yo. Yo lo que pido es que de inmediato entre en el vestuario un potente, ¡potentísimo! aspirador que con la fuerza del realismo, el pragmatismo con el que debe vivir permanentemente este club saque de ahí dentro todo lo que ya no se necesita para la nueva y arriesgada aventura que aguarda. No quiero decir que la calidad de los jugadores esté acabada, pero ahí dentro ha llegado la hora de cambiar moldes.

Fuera el buenismo, gracias por los servicios prestados, eso sí, pero a otra cosa. Y en un elevadísimo número. Insisto en que no voy a entrar en el juego de quién ha de responsabilizarse de la situación, me da igual pero que lo haga. Que a quien venga a tomar las riendas no le pida, le exija, que impregne al grupo de convicción, seguridad, carácter, genio, capacidad de reacción, fortaleza mental y de ánimo. ¿Y el fútbol?, se dirán algunos. Miren, el fútbol, a todos quienes se mueven a estos niveles, como el valor, se les supone. En mayor o menor medida, según haya sido de generosa la vida con cada uno. Y si quieren les leo la alineación del Getafe que perdió de penalti con el líder. O la del Granada que ganaba al Valencia, vio como le daban la vuelta a la cosa pero se mordió los labios para empatarla.

No me cabe duda que todo esto ya está en marcha porque urge y escuece, pero repito, viento nuevo y sobre el tapete unos criterios firmes, unos criterios que hoy no existen. Unos criterios que le devuelvan al equipo la dignidad que se ha dejado a jirones.

M.C. Cánovas


 27/06/2020 Los grilletes nos los pusimos nosotros ¿Quién nos los quitará?
 21/06/2020 Más equilibrio que nunca
 01/04/2020 El espejo del alma
 10/03/2020 Fuerza mental
 24/02/2020 No nos engañemos: no jugamos con diez...
 30/01/2020 De los amigos me guarde Dios
 03/12/2019 Salvar al soldado Ryan
 26/11/2019 Tiempo de castañas
 05/11/2019 No llorar por la mala leche derramada
 16/10/2019 Prudente prudencia
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | ... | 19