AVUI A POL

Perica a la Cassola per Andrea Cassola

Pase lo que pase

Es indudable que el camino se ha complicado aún más. La salvación es ya una meta casi inalcanzable y al parecer, ni los propios jugadores creen en ella.

El partido ante el Osasuna ha sido un auténtico desastre, estábamos ante unos jugadores desmotivados e incapaces de tirar hacia delante el equipo, un equipo que desde hace ya semanas estaba condenado a segunda. Y este no era el partido que la afición quería ver, esperábamos una final con un equipo motivado y optimista, capaz de salir de esta.

Necesitábamos jugadores que salieran a morder, con ganas de derrotar al rival para hacer sentir a la afición que somos un equipo de Primera División. Y así lo hemos anhelado partido tras partido, sin ver recompensa. Y quizá este ha sido nuestro error, hemos sido capaces de afrontar con ilusión cada encuentro, aun sabiendo de antemano la situación que estaba atravesando el equipo.

Y seamos realistas, la cuestión ya no es bajar o no a segunda, que también, pero es que el partido contra Osasuna, como tantos otros, ha sido un cúmulo de errores cometidos por nuestros propios jugadores, error tras error, mala gestión, inexistente motivación y sobre todo, una gran falta de actitud. ¿Quién pensaba que así llegaríamos vivos? Ya no hay marcha atrás. Y aunque matemáticamente no estemos en segunda, actualmente el equipo no tiene actitud para salir hacia delante.

Y no olvidemos que detrás de este equipo y de este escudo hay una afición que se deja la piel en cada partido por unos colores. Una afición que acude a cada encuentro sea sábado, domingo o lunes por la noche.

Una afición que se deja la voz animando al equipo y que ha estado presente en Sarriá, en Glasgow, en Valencia, en Leverkusen. Que gritaron y enfurecieron con ese gol de Coro en el minuto 91'. Una afición que se sigue emocionando cantando en cada encuentro el himno a capella, o aplaudiendo en el minuto 21 recordando a Dani Jarque. Y es que nuestro Espanyol es más que toda esta temporada y este cúmulo de errores.

Son las dos finales de la UEFA. Son los cuatro títulos de copa del Rey. Es ese 2 de agosto de 2009. Y también es el recuerdo que tienes de la persona más perica que conociste jamás, tu padre.

Y es que el Espanyol es tantas otras cosas, que me niego a reducirlo a este fracaso de temporada.

Son 120 años de historia y nosotros sí lo hemos dado todo por estos colores.

Y lo seguiremos haciendo.

Pase lo que pase.

Andrea Cassola

@Anndrcj