AVUI A POL

Can ràbia per Francesc Via

No están a la altura

Osasuna ha tenido la virtud de dinamitarnos dos veces. En la primera vuelta desnudaron nuestras miserias goleándonos 2 a 4 y dando la vuelta al partido desde el primer minuto de la segunda parte, despiste que se ha ido convirtiendo posteriormente en tradición. Fue el principio del fin de Machín, que en la rueda de prensa posterior cargó contra los jugadores llamándoles "pipiolos", un adjetivo suave tras lo que hemos visto después, pero certero, aunque colgar la etiqueta contribuyó a su hundimiento. Ayer, ante un Osasuna mucho peor, Abelardo fue más hábil autoinculpándose, pero al final, pese a que su cuota de responsabilidad existe, como reconoció el mismo, todo vuelve a pivotar sobre los jugadores y sobre una cuestión que no es opinable: no están a la altura.

Somos con total claridad y sin ambages el peor equipo de la competición, pero por contra tenemos la plantilla más cara de nuestra historia. La mejor pagada. El límite salarial más alto. Aun así, somos incapaces de dar la cara ante equipos con presupuestos inferiores y que no se han gastado más de 60 millones en refuerzos. Al Leganés le han robado sus delanteros y el Mallorca, como el actual Osasuna post Chimi, es una auténtica banda. Pero estos tres equipos ganaron esta jornada sus partidos a base de echarle más narices que el adversario. Por el contrario, a nuestro grupo de jugadores le falta alma, corazón y sobretodo le falta fútbol. Los que lo atesoran lo han olvidado. Los que lo tenían han empeorado al contacto del resto. No recuerdan quienes fueron, el año pasado sin ir más lejos. Y es que por encima de todo, al margen del físico, la intensidad o la táctica, el problema de esta plantilla es de convencimiento. No pueden pedirle a la gente que crea cuando ellos mismos no creen. Y se les nota. No cuando salen cabizbajos a la zona mixta después de una derrota, sino cuando salen del vestuario y ponen el primer pie en el césped. No es que esta plantilla no sea capaz de evitar el descenso, es que con esta plantilla no subiríamos a Primera.

No es que yo haya dejado de creer, es que han dejado de creer ellos. Matemáticamente hay opciones, claro. La afición va a estar en el próximo partido y en los diez restantes. Pero así no lo vamos a conseguir. Así no lo vamos a conseguir. Y ni la prensa ni la afición va a poder hacer nada al respecto más que acompañar el cadáver a su destino final, en la jornada que sea. Lo he dicho antes y lo digo ahora, a mi no me asusta bajar a segunda. Me asusta eso si, pensar que el club, después de invertir 60 millones en fichajes y casi 80 en sueldos no hay conseguido aunar un grupo de jugadores con calidad y corazón para defender su camiseta como la institución merece por historia y presupuesto. De momento, los que tenemos hoy, han demostrado no estar a la altura. No nos valen. No valen para el Espanyol. Y si se ofenden o se molestan al leer esto lo tienen muy sencillo: señores futbolistas empiecen a demostrarlo porque no se si se han dado cuenta de que les separan muy pocos partidos de escribir su nombre en el quinto descenso en 120 años de historia. Reaccionen.

Francesc Via 

@francescviapol     


 29/06/2020 Rufete
 26/06/2020 La hora oscura
 22/06/2020 Cal aixecar-se
 08/06/2020 Sin miedo al descenso
 27/05/2020 Reconnectar
 12/05/2020 Volver es ganar
 15/04/2020 La gallina
 24/03/2020 El gran cacau
 16/03/2020 La segona oportunitat
 02/03/2020 Existir en Madrid
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | ... | 68