AVUI A POL

Paintball per Joan Camí

Apuntes de un debut

Debutó Pablo Machín y su cuerpo técnico al frente del banquillo del RCD Espanyol. El partido, pese a la derrota, dejó algunos detalles de lo que pretende el técnico soriano en todas las fases del juego. Sea como fuere, y a la espera de sumar más minutos de competición, parece que el conjunto blanquiazul sabe qué hacer sobre el terreno de juego. Vamos con algunos detalles que considero interesantes.

- Estructura. Un 1-3-4-2-1 bastante marcado. Línea de tres con Naldo y David López actuando por fuera y Bernardo por el centro, Víctor Gómez y Pedrosa de carrileros jugando muy arriba (prácticamente nunca formaron línea de cinco atrás), Marc Roca y Víctor Sánchez en la base y Darder y Matías Vargas por detrás del delantero, Jonathan Calleri.

- El debut de Víctor Gómez. Con la llegada de Pablo Machín se abre un escenario ideal para la irrupción de Víctor Gómez. La importancia de los carrileros en el sistema del técnico es total y el joven futbolista, por su proyección ofensiva y su excelente centro lateral, puede encajar perfectamente en el modelo, como demostró contra el Villarreal. Además de las condiciones futbolísticas, Víctor también destaca por su carácter, ya que pese a ser un jugador nacido en el año 2000, no se arruga ante ninguna situación y/o rival. Un soldado. 

- Ataque asimétrico. Reconoció Machín que faltó más precisión en el centro lateral y mayor influencia en ataque por la banda izquierda, solo un 30% de las ofensivas fueron por ese costado, por un 43% por el perfil opuesto. El Espanyol echó en falta una mayor actividad de Pedrosa, que en ataque se mostró discreto y en defensa cometió algunos errores. Una situación curiosa, pues el central con mejor salida de balón, David López, jugó por la izquierda a pierna cambiada, con la dificultad que esto conlleva a la hora de buscar un cambio de orientación hacia Víctor Gómez (Marc Roca ayudó en ese sentido), a diferencia de Naldo, que sí jugó en su perfil natural (más facilidad, a priori, para encontrar a Pedrosa mediante envíos largos), pero que nunca lo intentó. Bernardo participó más en estos envíos pero se mostró impreciso. El central catalán reconoció después en zona mixta que durante la semana había entrenado en las tres posiciones de la última línea. Por lo tanto, no sería descabellado un cambio de piezas en un futuro. 

- Presión alta y mayor presencia ofensiva. Así sucedió durante casi toda la primera parte, aunque no fue un asedio constante. Desde la estructura, que a partir de los dos medias puntas (Darder y Matías Vargas) y el delantero (Calleri), pudieron tapar los primeros pases del Villarreal hacia/entre sus centrales (Pau Torres y Albiol) y la base de la jugada (Iborra), hasta la intencionalidad, representada por los dos carrileros (Pedrosa y Víctor Gómez), que en muchas situaciones saltaban sobre el lateral de su banda y se situaban prácticamente de extremos. Incluso los centrales, sobre todo David López y Naldo, llegaban hasta tres cuartos para presionar. Este escenario facilitó que el Espanyol viviera más tiempo lejos de su portería y pudiera, en caso de pérdida o de no finalizar jugada, recuperar el balón a pocos metros de Asenjo. En algunos tramos de la segunda parte cambió el guión y el Villarreal tuvo situaciones de mayor control y fluidez que alejaron un poco al Espanyol del arco rival.

- Equilibrio entre cantidad y calidad. El Espanyol llegó más e incluso mejor de lo que venía mostrando hasta la fecha, pero la calidad de las llegadas parece que todavía está lejos de lo que pretende el técnico. Es un buen punto de partida porque se percibe una idea clara, una intención, un camino cuando el equipo ataca. Aunque lo más complicado es el gol, y este equipo está mostrando muchos problemas para conseguirlo, es positivo que, al menos de inicio, se generen situaciones cerca de la portería rival de forma regular. De no hacerlo, el reto sería aún más complicado.

- Poco juego interior. No es algo en lo que destaquen especialmente los equipos de Machín, pero hubo poca intención de activar a Darder y Matías Vargas entre líneas. Cambios de orientación desde los centrales y Marc Roca hacia los carrileros o juego directo frontal hacia Calleri para la segunda jugada, aunque el delantero argentino perdió bastantes duelos lejos del área.

- Acciones de estrategia. Muchas y variadas. No sacó rédito el Espanyol y deberá pulir e insistir durante las próximas semanas, pero ya se pudo comprobar la importancia que le da el cuerpo técnico a este tipo de situaciones. 

Joan Camí

@JoanCami    


 20/11/2019 Bernardo en las áreas
 04/11/2019 Qüestió d'encert
 28/10/2019 El análisis del Levante - Espanyol
 24/10/2019 Así juega el Ludogorets
 03/10/2019 El CSKA, al detalle
 27/09/2019 La propuesta de Balaídos
 23/09/2019 Otoño llega con su: ¡oh, Dios mío!
 19/09/2019 El Ferencváros, al detalle
 16/09/2019 El análisis del Eibar - Espanyol
 02/09/2019 El análisis del Espanyol - Granada
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | ... | 10