AVUI A POL

Cruzados rotos per Jacinto Elá

Quizá los jugadores no entienden Gallego

Una de las frases más repetidas entre los jugadores del Espanyol tras acabar los partidos es que no todavía no entienden o han asimilado lo que pide el entrenador. Aunque no creo que sea la intención, los jugadores están cargando la responsabilidad en el técnico.

Es raro que tantos jugadores coincidan en este asunto (cualquiera diría que durante los entrenos se habla de física cuántica). Pero más raro es que salgan en público a comentarlo en lugar de hablar directamente con Gallego. Otra de mis estúpidas teorías puede ser que los jugadores no entiendan gallego.

En mis tiempos (hablo como un anciano de 37 años) si un jugador decía que no entendía al entrenador en la prensa, automáticamente no jugaba. Puede que no calibren el impacto que tienen este tipo de declaraciones de cara al aficionado. Incluso el entrenador se lo puede tomar como un ataque personal. Y con razón.

Es como cuando un profesor le explica un problema matemático a un alumno, pero no hay manera de que lo entienda. El profesor insiste por lo civil y por lo criminal, pero el alumno ya está bloqueado y no escucha sus palabras. Luego viene otro profesor a explicar lo mismo y el alumno lo entiende a la primera.

No es la primera vez que, cuando se cambia de entrenador, los jugadores empiezan a decir cosas como: "ahora las cosas están más claras con el nuevo técnico" o "el equipo está menos tenso". Es la historia de siempre, al final resulta una cuestión de actitud de aprendizaje.

 

Solución.

Esto que está ocurriendo en el Espanyol nos ocurre a cualquiera de nosotros con nuestras parejas. Muchas veces tendemos a comentarle a nuestros allegados algunos aspectos que nos incomodan de nuestras parejas en lugar de dirigirnos directamente a ellas/ellos. Que yo le diga a un amigo que no entiendo a mi mujer no me va a ayudar a entender a mi mujer. Evidentemente tengo que decirle a ella qué es lo que no funciona. Seguramente, a través de la conversación, encontraremos la manera de "hablar el mismo idioma".

Está claro que el futbolista tiene muchas virtudes, pero la comunicación directa con el entrenador no es una de ellas. Esto es debido al necesario sistema jerárquico de los equipos de fútbol. Hay que tener en cuenta que el futbolista se cría desde la niñez bajo la batuta de un adulto, el entrenador.  Este sistema jerárquico hace que el futbolista rara vez sienta que puede mostrar sus dudas al entrenador por miedo a que éstas se malinterpreten como un  reto a la autoridad o vulnerabilidad. Al final, cuándo haces las cosas porque te lo han dicho, pero no entiendes Por qué las haces, el resultado es aguachirri. Sin embargo, los entrenadores, como cualquier persona que quiera lo mejor para el grupo, agradece las preguntas y dudas. El feedback ayuda a saber si el mensaje ha calado, porque la duda de uno, quizás sea la de muchos. Preguntar es una muestra de escucha activa.

 

 

Si cuando explicas algo, nadie tiene dudas, lo más normal es que pocos hayan entendido algo, especialmente en grupos grandes.(Todos sabemos lo que cuesta levantar la mano para preguntar).

Durante este parón liguero, los jugadores y técnicos tienen una oportunidad de oro para comunicarse. Aquellos jugadores que tienen tantas dudas acerca de lo que pide el entrenador, deberían acercarse en privado a resolver sus dudas. No creo que la prensa sea el lugar idóneo para decir "todavía no entendemos lo que pide el entrenador". Estas declaraciones hacen que los jugadores parezcan memos y que el entrenador parezca el Pato Lucas. Y no creo que sea el caso.

Jacinto Elá

@malabona