AVUI A POL

Doy palabra per M.C. Cánovas

Quince días para vibrar, un año para disfrutar

La euforia lógicamente incontenida que desató entre el seguidor perico la clasificación europea se vio frenada por el episodio del banquillo, pero fue sólo un lapsus, un a rey muerto rey puesto y aquí no pasa nada; no solo no pasa nada sino que el aficionado reforzó su querencia por David Gallego al frente del equipo. Y no me vale la teoría de la experiencia y las dudas porque las dudas las tendríamos ahora con Gallego y con cualquiera que viniera de fuera. Como comenté hace días en POLRadio, al banquillo del Espanyol llegó un día todo un campeón de Europa recién proclamado. El técnico campeón de Europa duró lo que un caramelo a las puertas de un aula de cuarto de Primaria. Con el tiempo se sentó en el banquillo un hombre de la casa. Con él se llegó a las semifinales de la Copa Intertoto y se ganó una Copa del Rey. Pues eso. La cuestión es que el perico sigue expectante por lo que se avecina y eso es muy bueno. Y ahora, la que se avecina es comprar y vender. O sea, el penúltimo escalón.

Y ahí está la cosa, en quién se va, que alguien se irá, y en quién viene, que alguien vendrá, no lo duden; cuando escribo estas líneas aún todo está en el aire. Pero no duden en echarle filosofía a la posible o posibles marchas de algún crack. Aunque duela. Hay que ser cada vez más pragmáticos en esto del futbol. Por ejemplo, Mario Hermoso. O lo vendes ahora o el año que viene queda libre. No acepta la ampliación de contrato... pues la elección es clara. Otro, Borja Iglesias. Si el jugador quiere, tiene todos los pronunciamientos a favor para seguir donde está. Y si el jugador no quiere seguir donde está tiene todo el derecho a abrirse la puerta. Eso sí, mediante el depósito de la cláusula de rescisión que Figuera en el contrato donde también figuran los emolumentos que el club está obligado a pagar. Y punto.

Claro que el paso siguiente es el de comprar y en este juego hay dos cosas que centrar mi interés. Una, que hoy no aprietan las urgencias para cerrar una venta que facilitará una compra, o sea que el club tiene mando en la negociación. Otra, que las prisas nunca son buenas y aunque quedan sólo quince días para que comience la pretemporada si corres puedes tropezar. Y por lo que vale cuatro te están pidiendo ocho, y si quieren otro día con más calma les cuento las últimas horas del fichaje de Fonseca. Lo que digo es impopular porque el deseo de todos es cerrar cuanto antes la plantilla, pero...

Es fácil decir las cosas desde detrás de la barrera, y poco pertinente insinuar lo que deben hacer Perarnau o Rufete. Yo solo expreso una opinión y pido serenidad para negociar, que estos días van a ser, son, vibrantes dentro y fuera de los despachos, pero si se elabora todo con un buen grado de frialdad detrás de tanta tensión puede haber todo un año para disfrutar.

M.C.Cànovas


 17/09/2019 Pragmatismo a ultranza
 23/08/2019 Demasiadas lágrimas de cocodrilo
 30/07/2019 El 2
 18/07/2019 Renovaciones... a fondo
 28/06/2019 El partido de Roca
 14/05/2019 Arriba el telón
 23/04/2019 Una jornada para aprovechar
 16/04/2019 Asentar una lógica identidad. Blindar una férrea mentalidad.
 18/02/2019 Un equipo a medida
 28/01/2019 Tararí, tararí, Wu Lei ya está aquí
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | ... | 17