AVUI A POL

Sarriá 82 per Néstor Rives

¿Hasta cuándo?

Ahora mismo somos un equipo abatido, desalentado, fatigado y sin la figura de líder. Con un ambiente constante de crispación, decepción e indignación en las gradas. Con un grupo de niños celebrando el gol del Getafe detrás de la portería del Prat con entradas regaladas por el propio Club. Esto es fútbol y se puede ganar o se puede perder, pero lo que nunca se puede perder es la identidad, la imagen y el respeto hacia una afición que siempre ha dado la cara por el equipo, a las buenas y a las malas. Si realmente desean regalar entradas, porque no se le regala al socio o al RCDE Fan? Me parece una auténtica vergüenza, una falta de respeto y una broma de mal gusto. ¿Hasta donde tenemos que llegar? ¿Dónde están los límites en este Club Sr. Guasch y compañía? ¿Alguien piensa dar explicaciones o acatar responsabilidades?

A nivel deportivo, Òscar Perarnau y Rufete son los principales culpables y responsables de la situación actual del equipo. Una planificación nefasta y un mercado de invierno mediocre y lamentable nos han llevado a la situación en la que nos encontramos ahora mismo. En tierra de nadie una vez más. Sin ideas, sin recursos, sin encontrar ninguna alternativa a las bajas de larga duración de Pablo Piatti y de David López, y lo peor de todo, sin salir y sin dar explicaciones al socio.

A falta de ocho partidos para finalizar La Liga, aquí estamos instalados nuevamente en la zona baja y dependiendo de los otros equipos para que la situación no sea más alarmante y más dramática de lo que ya lo es hasta ahora. Así es como nos vemos ahora mismo. Llegados a estas alturas y a seis puntos del descenso, me pregunto: ¿Qué es mejor? ¿Intentar salvar la categoría lo antes posible y pensar más a medio largo plazo para seguir creando y trazando un proyecto de futuro y darle a Rubi los jugadores que él pida? ¿o hacer un relevo en el banquillo para mejorar la imagen de aquí a final de temporada y en verano, vuelta a empezar de nuevo?

Un dato muy preocupante que me ha hecho dudar todavía más es el siguiente: esta temporada el equipo se ha puesto por delante en el marcador en diecisiete ocasiones y sólo en ocho ha sido capaz de mantener la ventaja. Se han perdido diecinueve puntos con un 1-0 en el marcador. Con este dato es obvio que al entrenador le cuesta leer los partidos, tanto a la hora de hacer cambios como a la hora de modificar el esquema en función de la situación del partido. Sin ir más lejos, este lunes el propio Rubi dijo después del partido que 'el doble cambio del Getafe (Jorge Molina y Portillo) nos había hecho mucho daño'. Y me pregunto yo, no tenemos ninguna alternativa para contrarrestar los movimientos tácticos del equipo rival? No los sabemos detectar a tiempo? 

Próximo partido: Girona. Una auténtica final, ya no por la situación en la que se encuentran los dos equipos en la tabla, sino por lo que representa este partido en todos los aspectos. Todo el mundo sabe a lo que me refiero. Sólo vale la victoria.

Néstor Rives

@NestorRives7