AVUI A POL

Paintball per Joan Camí

10 apuntes sobre el Valladolid - Espanyol
1. Algunas reflexiones tras el Real Valladolid - RCD Espanyol.

Un partido entretenido, atractivo, con fases de muy buen fútbol -y golazos- por parte de los dos equipos. Cada uno con sus particularidades y actuaciones individuales destacadísimas con y sin balón en los dos campos.

2. El Espanyol dominó, en líneas generales, los tiempos de la primera mitad. Cuando acelerar los ataques, cuando pausarlos, cuando ir arriba a presionar o cuando ordenarse defensivamente en campo propio. En términos de interpretación es uno de los mejores equipos de La Liga.

3. Una primera mitad que dejó grandes actuaciones individuales.

Sergi Darder. El ‘10' perico estuvo más cerca de la frontal que de la base de la jugada (esta primera, su zona de más influencia). Ejerció de media punta y sobresalió en el enlace y la llegada.

4. Melendo. El ‘14' dañó constantemente la espalda de Míchel y Alacaraz, el doble pivote del Valladolid. Una zona que aprovechó el Espanyol para generar peligro a Masip. Los locales abusaron del pase horitzontal en campo propio y sufrieron con la transición rival.

5. Borja Iglesias sigue demostrando que es un futbolista que entiende muy bien el juego. Atrae o rompe al espacio en función de las necesidades del momento y genera contextos favorables para potenciar las virtudes de los demás jugadores. Es un sistema ofensivo en sí mismo.

6. El Espanyol perdió seguridad en el pase en la segunda mitad. Hizo 91 pases menos que en el 1T (de 242 a 151) con un porcentaje de acierto (70%) menor que en los primeros 45 minutos (85%) y la media de la temporada (80%).

7. El Valladolid estuvo muy bien en la segunda parte. Presión alta desde el inicio y vigilancias defensivas para minimizar cualquier opción ofensiva del Espanyol. La entrada de Óscar Plano, que actuó de segundo punta, clave para fijar y aislar a Marc Roca del juego.

8. Dominio del área propia. Otra vez. El Espanyol demostró que, a día de hoy, es uno de los equipos más fiables defendiendo la zona del portero. El Valladolid centró 23 veces y no remató ninguno dentro del área.

9. El partido de Mario Hermoso fue sencillamente espectacular. Absolutamente dominador en todas las acciones en las que participó. No solo aporta -muchísimo- con balón, sino que también es muy superior en los duelos defensivos: el mejor del partido en este aspecto.

10. Una reflexión sobre los cambios de Rubi en la segunda parte: hay que tener en cuenta que, probablemente, el cambio de Hernán (obligado por lesión en el descanso) alteró el plan inicial de Rubi y le restó margen para mover el banquillo en la segunda mitad. Como decíamos más arriba en el punto 6, el Espanyol perdió seguridad y efectividad en el pase ante un Valladolid que situó su bloque más arriba para incomodar la salida de balón blanquiazul. El equipo de Sergio González procuró aislar de la fase con balón a Mario Hermoso, Marc Roca y Sergi Darder, tres futbolistas que componen el camino más fiable para llevar el balón a la portería contraria. El plan local consistió en marcajes individuales en algunas jugadas (Óscar Plano sobre Roca, por ejemplo) y un trabajo importante para, si lo primero no era posible, tratar de cerrar lineas de pase hacia ellos con otros jugadores. En este escenario, con un Espanyol que, como el mismo Rubi definió en rueda de prensa, tenía "poca predisposición para encontrar pases", el guión de los cambios fue totalmente distinto a lo que llevamos de temporada. El técnico entendió que no podría discutir esa ventaja local (estaba Granero, pero quizás el ritmo de partido era muy elevado) y optó por reforzar el guión ‘más defensivo' que adoptó su equipo con Víctor Sánchez primero, de interior que salta para intentar recuperar más arriba, y Óscar Duarte después, de central que actúa de pivote para proteger más el área y ganar las segundas jugadas. A mí, en directo, no me pareció mala decisión teniendo en cuenta dos factores: el resultado a favor y la buenísima segunda mitad del Valladolid, que jugó a lo que él quiso. Aún así, los locales no generaron ocasiones claras de gol y el empate llegó tras una acción directa a balón parado. ¿La entrada de Baptistao hubiera garantizado más opciones de salir en velocidad? ¿Granero hubiera favorecido la posesión defensiva? ¿Rosales hubiera cerrado mejor la banda de Nacho + Toni Villa? Siempre se echa de menos al que no está. Y nadie sabe que hubiera pasado con otros cambios sobre el campo. Son hipótesis. Trust the process. ¿Cómo lo veis vosotros?

Joan Camí

@JoanCami         


 13/11/2018 La obra de Rubi
 07/11/2018 Algunas reflexiones tras el Espanyol - Athletic.
 02/11/2018 Reflexiones tras el partido del Carranza
 22/10/2018 10 apuntes del Huesca - Espanyol
 31/08/2018 Analizando a Rosales, nuevo lateral del RCD Espanyol
 09/07/2018 Analizando a Borja Iglesias, nuevo delantero del Espanyol
 18/06/2018 Nous protagonistes
 31/05/2018 Estil Rubi
 21/04/2018 Quique, dos temporadas
 16/04/2018 Ja n'hi ha prou
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6