AVUI A POL

Gol Sur per Fran Sánchez Alaminos

"Clientes" emocionados

El día de ayer, coincidiendo con el aniversario de la final de Copa ganada en Mestalla, fue un día grande y feliz para el espanyolismo. En Vigo los RCDE Specials ganaban la Liga "Genuine" y el filial ascendía a Segunda B en una Dani Jarque que llenó por completo el aforo dentro del terreno de juego y e incluso fuera. En sus muros perimetrales aficionados pericos anduvieron colgados en las vallas como en el fútbol de antaño.

La celebración en "Sadrià" fue de auténtica comunión y extásis entre plantilla, cuerpo técnico y aficionados, jovencísimos la mayoría, que se otorgaron un homenaje, convirtiendo un triunfo modesto -aunque importante- en una atronadora, enloquecida e inolvidable celebración.

A su vez en Vigo nuestro equipo "especial" recibía de manos del Presidente de la LFP Javier Tebas el título de campeón liguero de la presente temporada. A través de las redes sociales pudimos visualizar el momento previo a la entrega del título. Sonaba nuestro himno, salían al césped los jugadores precedidos por un abanderado con los colores blanquiazules y algunos de ellos emocionados por el momento vivido, contenían o dejaban caer directamente lágrimas entre sus rostros. 

Resultan paradójicas imágenes como las relatadas del día de ayer en estos tiempos en los que se nos intenta, desde puestos ejecutivos del Club, relegar a la condición de clientes del RCD Espanyol de Barcelona cuando ayer quedó perfectamente evidenciado y acreditado que el espanyolismo tiene su punto de sinrazón como pudimos comprobar hace escasas horas.

No he tenido todavía una reacción emocional singular al contratar un seguro de vida , abrir una lata de conserva o comprar un bote de pintura. Ahí soy simplemente cliente. Ayer si me hizo muy feliz poder ver la reacción de los chicos del RCDE Specials emocionados por representar al Espanyol con victoria y la de todos esos chavales correteando por el césped de la Dani Jarque a la conclusión del partido. Definitivamente todo ellos no se sentían clientes sino auténticos elegidos por estar imbuidos y poseídos por esta bendita chaladura que es ser pericos.

Fran Sánchez Alaminos

@SanchezAlaminos