AVUI A POL

Paintball per Joan Camí

Carlos 'La Roca' Sánchez. Hacer de Javi Fuego sin ser Javi Fuego.

Carlos Sánchez. El futbolista colombiano de 31 años ha sido la única incorporación del RCD Espanyol en este mercado de invierno. Tras una larga y dilatada trayectoria por las mejores ligas del continente (Ligue 1 con el Valenciennes, La Liga con el Elche, la Premier con el Aston Villa y la Serie A con la Fiorentina), ‘La Roca' regresa a España para disputar los últimos meses de la competición y llegar en condiciones al Mundial de Rusia 2018. ¿Qué le puede aportar al Espanyol?

Carlos Sánchez es un jugador diferente a Javi Fuego. Comparten ‘posición' y tarea pero el cómo, el dónde y el cuándo son prácticamente opuestos. La principal virtud del cafetero es la fuerza, además de ser más rápido que la media y poseer una técnica suficiente para recuperar el balón en los duelos individuales. Tres condiciones en las que no destaca Fuego, pues su técnica y físico no le permiten imponerse en el duelo defensivo y sufre cuando el rival puede correr. El asturiano es muy consciente de sus limitaciones y en el Espanyol, como en casi toda su carrera, ha basado su juego en un poso táctico y una lectura defensiva muy acertadas que han permitido que no hubiera agujeros en la transición defensiva de la que ha sido líder con Quique Sanchez Flores. Un baluarte que el colombiano todavía no alcanza. Así pues, dos perfiles a priori distintos pero con un mismo objetivo; ser el plus defensivo de sus equipos.

Carlos, igual que Javi Fuego, no tiene pies de seda. A cierta velocidad muestra pocas pegas; potencia para salir conduciendo, cierta precisión en los pases y buen golpeo exterior. Cuando el ritmo es más elevado su técnica es imperfecta. Le gusta pasar la línea divisoria y aunque cada vez es más disciplinado demuestra falta de ideas en campo contrario. ‘La Roca' no es un prodigio técnico y cuando sube una altura salen a relucir sus carencias. En el rol de pivote puramente defensivo cuadra bastante con lo que pide Quique en esta zona del campo, porqué tiene físico y virtudes para ello. Además, puede cubrir bastante bien el juego aéreo en la medular y ocupar distintas posiciones en momentos puntuales -en la Fiorentina jugó de central, de pivote, de interior y de lateral-.

Con el Mundial a la vuelta de la esquina, su ‘corto' reencuentro con La Liga parece una buena oportunidad para todas las partes. Como pivote único o acompañado, Carlos Sánchez tiene la misión de rendir como Javi Fuego sin ser Javi Fuego.

Joan Camí

@JoanCami     

Inspirado en un artículo de Eduardo José Ustaritz y comentarios de Kundera. 


 27/12/2018 Pel camí més llarg
 19/12/2018 El perquè de les 5 derrotes
 10/12/2018 Canvi de discurs en el derbi
 07/12/2018 Rubi contra el Barça: el plan
 06/12/2018 Victòria moral
 03/12/2018 Punt i a part al Coliseum
 30/11/2018 Factor Melendo
 27/11/2018 Stuani i Bounou a les àrees
 13/11/2018 La obra de Rubi
 07/11/2018 Algunas reflexiones tras el Espanyol - Athletic.
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7