AVUI A POL

Palabras, las justas per M.C. Cánovas

Siempre nos quedará Gabón

Lo de Leganés provoca una vomitiva mezcla de cabreo, decepción y sobre todo preocupación. A ver si se explicar este desagradable revoltillo de ánimo que invade, seguro, oigan, todavía a última hora del domingo cuando pergeño estas líneas a toda la periquitada.

La primera obviedad, el cabreo por ver el enésimo marcador en contra sin suficiente capacidad para levantarlo. No voy a entrar en el detalle del autogol o la furiosa embestida final. Se perdió y es lo que vale. Y duele.

Otra, la decepción que produce ver cómo el equipo, un equipo con más del mínimo de la calidad exigible, sigue sin sacar provecho de un buen día, que lo ha habido, para cimentar un poco más sus ilusiones en la competición, ilusiones que se desvanecen al día siguiente del buen día y siguen ancladas a estas alturas en el puesto 14 de la tabla. Decepción por un fútbol que quiere ser bonito pero indefinido. Ni defensa granítica como base.

Ni ataque con pegada como base. Ni dominio de la sala de máquinas como base. Y para mi lo más preocupante. Eso, la preocupación. La preocupación que provoca no saber dónde está el botón que permita darle a tiempo un giro a este juego que no es seguro atrás, que no construye lo suficiente en medio y repercute, claro está, arriba. Preocupación porque no se vislumbra cómo salir de este embrollo. No pondré en tela de juicio la capacidad ni de los jugadores, ni del técnico, pero a día de hoy no se percibe cómo, cuando y con qué se va a borrar esta imagen oscura que cada jornada aviva la incertidumbre para salir de esta mediocridad de resultados y no temer, que no creo que suceda, bordear la línea roja de la tabla. Y por supuesto, que esa luz que ahora no se ve, permita elaborar sin sobresaltos el proyecto más inmediato, o sea, el que empezará en mayo. Porque el actual ya está finiquitado, nos guste o no. Un proyecto que reajuste la plantilla. Un proyecto que reajuste el banquillo. Un reajuste con implicaciones y mucha “hambre” en el campo. Un proyecto con mucha implicación y “hambre” junto a la cal. Busquen.

Porque siempre nos quedará Gabón para encontrar un entrenador.

M.C. Cánovas 


 29/05/2018 Y jugarán once
 24/04/2018 No compren un crack. Compren un equipo.
 05/04/2018 Un buen cuerpo sin alma
 21/03/2018 Nueve jornadas y media
 14/03/2018 No es 'un Inui', es un todo
 01/03/2018 Aquello que llaman convicción
 08/02/2018 La enésima vuelta de tuerca.
 22/01/2018 No nos moverán (espero...)
 10/01/2018 Eppur si muove
 22/12/2017 La fecha de inicio
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | ... | 15