AVUI A POL

Paintball per Joan Camí

Un alto en el camino

El Espanyol termina la primera vuelta de la Liga en 14ª posición con 24 puntos. 16 goles a favor y 22 goles en contra. Seis victorias, seis empates y siete derrotas. En este artículo vamos a repasar la evolución del juego del equipo desde agosto hasta hoy. 

El equipo inició la temporada con la misma idea que terminó la anterior. Quique organizó a los suyos a partir de un 4-4-2 con doble pivote y bandas, un sistema que le permite explotar la transición rápida y que le ofrece seguridad defensiva. En los primeros meses, el equipo quiso potenciar al máximo esa idea. Casi siempre con un doble pivote con jugadores de perfil defensivo (Diop y Javi Fuego) lejos de Cornellà o una pareja más equilibrada (jugador creativo+pivote defensivo) en casa.
 El principal matiz durante estos partidos fue la altura donde situó su bloque, que variaba en función del escenario. Normalmente bajo como visitante y más flexible como local. Esto último fue especialmente significativo porque le permitió alternar ataques más largos con transiciones rápidas para acabar ofreciendo buenos partidos ante su gente. Pero el Espanyol se estancó y volvió a los inicios del proyecto Chen-QSF. Lo que debía ser el año 2.0 se mantuvo en el 1.0. Generaba poco, igual que la temporada pasada, pero sin el mismo nivel de acierto. Defensivamente mostró flaquezas que le costaron goles que antes no entraban. Y esta fue la tónica habitual hasta finales de noviembre. Jugar más tiempo en campo propio para vivir de los contraataques. Un planteamiento que ya no resultaba igual de eficaz. Actualmente los rivales se protegen más ante su transición y le exigen nuevos retos con balón. Pese a ligeras muestras de mejora, la esperanza de encontrar una solución no llegó hasta diciembre, un mes donde el Espanyol se marcó como objetivo empezar a explorar otros registros.

La consolidación de Sergio García en el once, la recuperación de Óscar Duarte en el eje de la defensa y el paso adelante de David López, permitieron al equipo ganar en seguridad ofensiva. Solo a ratitos. Pero ya era un comienzo. Se atacaba mejor que antes, y como consecuencia, el equipo no entregaba tan rápido el balón y no sufría igual ante la pérdida. La mejor dinámica de resultados y sensaciones coincidió con el último tramo de la primera vuelta. Tras un batacazo importante ante Eibar y Girona, QSF cambió el sistema en algunos partidos y sorprendió con un innovador 4-3-2-1. Con esta nueva organización se vieron los mejores minutos de la temporada. A partir de aquí ‘cambió' todo. Más confianza, más variantes, más imprevisibilidad, nuevos roles, nuevos movimientos y más protagonismo para determinados jugadores. Tras la prueba -positiva- del nuevo sistema, Quique alternó el 4-3-2-1 con su formación clásica de dos delanteros. Pero añadió un matiz; utilizar un jugador más creativo (Granero o Darder) en una de las bandas del 4-4-2. Un matiz que sirvió, a ratos, para juntar más pases y construir ataques más largos con el objetivo de asentar al equipo más arriba. La presencia de David López como pivote en los dos esquemas mejoró el ecosistema global y su figura resultó imprescindible por lo menos.

En líneas generales, el Espanyol sigue sufriendo en la recuperación. Podría ser otro de los problemas para solventar de cara a la segunda vuelta. Su precipitada verticalidad en determinadas fases de los partidos separa las líneas, le impide atacar con alguna superioridad, fuerza la pérdida y facilita la transición del rival. Parece que el equipo tiene claro cual es el camino a seguir. Sin ser una temporada brillante, el Espanyol ha dejado pequeñas muestras de crecimiento en los últimos partidos. Solo una derrota en los últimos seis. El próximo mes puede ser determinante.

Joan Camí

@JoanCami     


 09/07/2018 Analizando a Borja Iglesias, nuevo delantero del Espanyol
 18/06/2018 Nous protagonistes
 31/05/2018 Estil Rubi
 21/04/2018 Quique, dos temporadas
 16/04/2018 Ja n'hi ha prou
 13/04/2018 Melendo
 13/03/2018 Factor Granero
 02/02/2018 Carlos 'La Roca' Sánchez. Hacer de Javi Fuego sin ser Javi Fuego.
 20/12/2017 El 4-3-2-1, la revolución de Quique en Gran Canaria.
 07/12/2017 ¿Qué pasa con Sergi Darder?
1 | 2 | 3 | 4 | 5