AVUI A POL

Paintball per Joan Camí

El 4-3-2-1, la revolución de Quique en Gran Canaria.

El partido del Espanyol en el Gran Canaria dejó un detalle táctico muy interesante. Quique Sánchez Flores apostó por un cambio de sistema, el 4-3-2-1, también conocido como ‘árbol de navidad'. Es una formación que ofrece posibilidades muy interesantes en términos de juego combinativo y que estuvo en el punto de mira con el AC Milan de Carlo Ancelotti. En las Islas, el técnico cambió la posición de David López, que jugó en el medio como pivote y utilizó una pareja de centrales inédita, pues Óscar Duarte, tras su lesión de larga duración, jugó sus primeros minutos de la temporada junto a Mario Hermoso. En el siguiente artículo voy a tratar de analizar las fortalezas y las debilidades que mostró el Espanyol con este nuevo sistema.

La formación y la ubicación de los jugadores fue la siguiente: una línea de cuatro defensas con Víctor Sánchez, Óscar Duarte, Mario Hermoso y Aarón, una línea de tres medios con Granero, David López y Darder, dos mediapuntas; Gerard Moreno y Sergio García y un delantero; Leo Baptistao. La ventaja defensiva de este sistema está en la zona central. Quique acumuló muchos jugadores por dentro y el Espanyol obligó a Las Palmas a jugar por las bandas. Y lo consiguió. Los canarios tuvieron dificultades durante todo el partido para filtrar pases en zonas interiores y activar a los jugadores más desequilibrantes tras la espalda de la línea de presión. También es un sistema que permite realizar una buena presión. Aunque algún jugador interior abandone su posición para saltar a presionar, sabe que tendrá otros compañeros para tapar sus espacios. El juego llevó a Granero y a Darder, los dos jugadores más exteriores de la línea de medios, a saltar y presionar a los laterales de la UD. David López, que en muchas situaciones era el hombre libre defensivo, pudo compensar estos movimientos y fijar la marca que habían dejado sus compañeros para no desorganizar la presión. El Espanyol fue de más a menos en ese sentido y acabó cometiendo el mismo error de siempre; echarse atrás.

01201217.png

El 4-3-2-1

Otro matiz importante del 4-3-2-1 es la ventaja que presenta para la presión tras pérdida. Especialmente en la zona central. Así vino el segundo gol de Gerard Moreno. La acumulación de jugadores cerca de dónde se pierde el balón permitió a David López cortar la posesión de Las Palmas al borde de la frontal. Con el rival desubicado, el mediocentro conectó con Sergio García, que una vez más demostró que es un jugador muy diferencial cuando está dentro del área y en espacios reducidos. Pese a estos detalles, que pueden ser un buen punto de partida para crecer hacia otros registros en el futuro, el Espanyol no es un equipo que plantee habitualmente presiones altas y consiga recuperar la posesión en campo contrario.

En ataque, la proximidad entre los jugadores significó más intercambios de posiciones. Así llegó el primer gol, también de Gerard. Movimiento fluido entre los jugadores tanto en el centro del campo como en ataque. Unos aparecen dentro, otros rompen al espacio. Siempre había jugadores libres. Gerard y Sergio García encontraron espacios entre líneas. Granero, David y Darder casi siempre tenían líneas de pase. La fluidez y las múltiples soluciones para el poseedor del balón dejaron posesiones muy largas y elaboradas. El posicionamiento de cinco jugadores en zonas interiores aseguró la ventaja numérica respecto a la UD Las Palmas, que pese a dominar la posesión, nunca tuvo la seguridad de poder llevar el balón hacia las zonas donde sus mejores jugadores son más resolutivos. El principal problema que mostró el equipo, además de los cambios en la segunda mitad, fue en los dos costados. Como no hay extremos puros, este sistema requiere dos laterales que interpreten muy bien el juego, se incorporen constantemente y ganen los duelos individuales. Ni Aarón ni Víctor Sánchez sumaron en pos de ello. Y el lateral derecho a día de hoy cojea más que el izquierdo. El partido estaba para tenderle la mano a Víctor. Con un cambio o con más ayudas defensivas. No sucedió ni una cosa ni la otra y la remontada de los canarios empezó y terminó por esa banda.

02201217.png

Superioridad numérica en zonas interiores

En definitiva, el 4-3-2-1 ofrece una nueva variante para el equipo. Además, hay perfiles que encajan perfectamente con ella. La pregunta es: ¿Por qué QSF ha tardado tanto en darse cuenta? ¿Habrá continuidad? ¿Puede ser una solución para según qué partidos/rivales? Veremos.

Joan Camí

@JoanCami    


 31/08/2018 Analizando a Rosales, nuevo lateral del RCD Espanyol
 09/07/2018 Analizando a Borja Iglesias, nuevo delantero del Espanyol
 18/06/2018 Nous protagonistes
 31/05/2018 Estil Rubi
 21/04/2018 Quique, dos temporadas
 16/04/2018 Ja n'hi ha prou
 13/04/2018 Melendo
 13/03/2018 Factor Granero
 02/02/2018 Carlos 'La Roca' Sánchez. Hacer de Javi Fuego sin ser Javi Fuego.
 15/01/2018 Un alto en el camino
1 | 2 | 3 | 4 | 5