AVUI A POL

El balón al pasto per Héctor Farrés

Dejen de reflexionar y empiecen a jugar

Ya estoy un poco cansado. Es de traca que después de cada partido se diga que "toca reflexionar" y al término del siguiente encuentro, después de palmar y jugar horrorosamente mal, Sergio González diga que el equipo "no ha salido al campo enchufado". Pero vamos a ver,  si cada jornada se repite el mismo error, ¿por qué no se pone remedio? ¿Cómo un equipo de Primera División puede salir apollardado al terreno de juego y no rueden cabezas? Por menos Estados Unidos se independizó de Inglaterra.

Es intolerable, como poco, que el Espanyol no vaya al 100% en cada partido. Se puede ganar, empatar o perder pero la actitud, el sacrificio y el sudor son innegociables. Sobre el papel hay partidos asequibles pero sobre el campo, y ya se vio contra el Sporting de Gijón, no hay ningún equipo pequeño porque aquellos conjuntos más limitados individual y técnicamente están compensados a nivel colectivo y táctico.  Cualquiera te puede pintar la cara en un momento dado y, sin duda, duele más perder y jugar mal contra el Sporting que un atropello del Real Madrid.

Pero seguimos con lo mismo. Han pasado ya algunos partidos desde aquel 0-6 y solamente ha habido un partido en el que me he sentido orgulloso de mi equipo. Dicho de otra manera: el Espanyol me ha dado vergüenza en 6 partidos de 7. Tenemos 9 puntos y solamente 3 son merecidos, puntos que coinciden con la única actuación digna del equipo. Contra el Getafe fueron 85 minutos defendiendo, en Villarreal la segunda parte fue para pegarse un tiro, el día del Real Madrid ni lo cuento, en Anoeta se jugó de pena pero el gol de Hernán Pérez parece haberlo escondido, contra el Deportivo me sangraron los ojos y el simpático Sporting, el equipo con menos posesión de toda la Liga porque es especialista en contras, se adapta al dominio y encima te mete dos contragolpes tras pérdida que me dejaron como Charlie Sheen después de beber sangre de tigre. Denme una pastillita, me la pongo debajo de la lengua y acabo con todo.

Este es el panorama, a grosso modo, y es desolador. Dicen que donde juega el Espanyol luego no crece la hierba. Yo ahí no entro; pero lo que es cierto que estos resultados tan pobres y esta imagen de equipo sin alma no se corresponden con el nivel del equipo. Me atrevería a decir que solamente hay dos equipos en Europa con una plantilla de tantas garantías y les esté yendo así de mal. Uno, efectivamente, es el Espanyol; y el otro es el Chelsea, y dejo caer que Mourinho, que alzó la Premier League la temporada pasada, está en la cuerda floja.

El Espanyol tiene una plantilla de enorme calidad, pero claro, hay un lapso de tiempo, como bien dice el entrenador cada semana, en el que nadie se entera de nada. Es muy fácil decir que la actual plantilla es una porquería pero afirmar eso sería como decir que los delfines, en verdad, son tiburones gays.

El parón, en vez de para pensar, tiene que servir para currar como si no hubiera mañana. Sin tantos descansos ni días libres, que el entrenamiento dura una hora y media, como mucho, y el día tiene 24h.  Más vale que el Espanyol aproveche estas dos semanas sin Liga para jugar más y reflexionar menos, que por algo son futbolistas y no filósofos.

hector_fg35           

 01/05/2018 Menos mal que esto se acaba
 06/10/2016 Hace falta valentía
 25/06/2016 Roberto, el héroe de El Pireo
 25/04/2016 No hay que estarles agradecidos
 07/03/2016 Creamos en los nuestros
 28/01/2016 El lío de la portería
 31/12/2015 Propuesta de identidad
 20/11/2015 Las bandas son velociraptores
 17/09/2015 Hay quien pasa desapercibido
 23/08/2015 Relato de la construcción de un equipo
1 | 2 | 3