AVUI A POL

Everything counts per José Antonio Meca

Desangelados

La persona que decidió en su momento que el nuevo y flamante estadio de Cornellá albergase la capacidad de 40.000 espectadores se equivocó. No calculó bien. Supongo que contaba con un crecimiento de la masa social, basándose en el "efecto estadio nuevo", y que esos nuevos socios tendrían continuidad.

Primer año: 36.000 socios. Parecía tener sentido, pero con el tiempo hemos visto que eso no ha sido así.

Los motivos, los intuimos, no entraré a valorarlos de nuevo. Todos sabemos lo que ha ocurrido en los últimos 10 años y lo que nos ha traído hasta aquí. Y si usted no lo sabe es porque, o usted no es perico, o bien proviene de otro planeta.

- "¿Y ahora qué hacemos?" Pues bien, una vez reconocido el error (requisito indispensable para enmendar cualquier problema) y entendido que lo ideal habría sido construir un estadio con capacidad de ampliar, quizá lo conveniente sería realizar los pasos a la inversa, me explico:

Tenemos un estadio muy chulo, pero medio vacío (y digo "medio" por ser generoso). Si los días ante el Girona y ante el Barça, con buenos horarios, con el equipo en una zona más que cómoda de la tabla, la asistencia ha sido la que ha sido, creo que deberíamos empezar a pensar en delimitar zonas del estadio.

Quizá podrían reubicar al máximo número de gente posible en el anillo inferior. Es triste pensarlo, pero más triste es ver el estadio desangelado. Sería mejor ver el anillo inferior lleno, con buen ambiente, que ver el estadio como lo vimos, por ejemplo, el día del Cádiz en la copa (Y con muchísimas entradas regaladas).

Un estadio medio vacío hace que la gente no se lo pase bien. Nosotros presumimos de ser una afición irreductible y que no se rinde, que tenemos una grada animada. Mucho más que las de los equipos ricos, pero ir al estadio y verlo medio vacío, no invita a ningún tipo de gesta épica.

Estamos en época de buscar soluciones imaginativas, de aceptar la realidad y de intentar crecer. Debemos conseguir que la gente que venga al estadio viva un buen ambiente y se contagie de las gradas de animación.

Vivir la experiencia con un estadio vacío es lo más light, soso y descafeinado que puede sentir alguien que viene a Cornellá por primera vez. Es difícil que la gente repita si no se lo pasa bien, y eso no siempre pasa por un resultado deportivo positivo, este año tenemos el ejemplo perfecto.

José Antonio Meca


 24/10/2018 Gente extraordinariamente especial
 21/08/2018 -4.000
 28/07/2018 Las pretemporadas exóticas
 30/06/2018 La responsabilidad de Guasch
 16/05/2018 Con el pan no se juega
 01/10/2015 Nosotros o nadie
 25/08/2015 La colla de fatxes replegats
 03/08/2015 No saquen conclusiones
 29/06/2015 Lucas y Sergio
 03/06/2015 La entrevista a Gol TV de Abraham
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9